in

RUST – Guía, consejos y trucos para novatos

Algunos consejos y trucos para los nuevos jugadores. Todo lo que comentamos te hará falta para empezar con buen pie en el juego, sobre todo si eres novato en los juegos de supervivencia.

Consejos para los novatos

Introducción

RUST es un páramo estéril lleno de trolls, diez mil horas de experimentos de campo y niños tóxicos de 13 años. Es muy difícil empezar como un jugador nuevo y si eres alguien con 0 o 100 horas esta guía puede ayudarte.

Controles útiles

  • Q – Menú de Crafteo
  • Tab – Inventario y crafteo rápido
  • F1 – Consola
  • T – Chat
  • G –  Mapa
  • H – Saqueo rápido (Pase el cursor sobre los objetos mientras se sostiene para saquear)
  • V – Chat de voz
  • Alt – Mira alrededor

Farming / Cultivos

Usando la roca con la que apareces puedes cultivar árboles y nodos para obtener recursos. Mientras que algunos objetos pueden parecer de piedra, puede que no sean cultivables. Los nodos de piedra se ven así y los nodos de metal y azufre tienen la misma forma pero diferente coloración.

Cuando le des al nodo apunta a la chispa brillante, esto te permitirá cultivarlo más rápido. Lo mismo ocurre con los árboles, pero en lugar de una chispa tiene una cruz roja. La cantidad de recursos que reúnes depende del nivel de herramientas que tengas. La roca tiene la menor tasa de recolección, luego las herramientas de piedra, las de metal y luego las herramientas recuperadas.

Las herramientas de piedra pueden ser hechas con piedra y madera, mientras que los niveles superiores deben ser encontrados en cajas e investigados para hacerlas. La nieve es la más abundante para los nodos y es el lugar preferido para la mayoría de los jugadores.

Construir una base

De manera similar a Escape From Tarkov, cuando mueres a manos de otro jugador en Rust pierdes todo el botín que llevas encima. Para evitar que esto suceda necesitas construir una base para almacenar el botín que descubras mientras recorres el mapa. Asegúrate de tener algunos recursos y de elaborar un plano de construcción (papel azul) y un martillo. Usando el plano de construcción puedes hacer clic con el botón derecho para cambiar la estructura que estás construyendo y con el botón izquierdo para colocar la estructura seleccionada en una ramita. Muchos jugadores nuevos construyen la totalidad de su base con una ramita y se olvidan de mejorarla con madera o piedra. Esto es un gran problema ya que otros jugadores pueden romper fácilmente la ramita y acceder a tu base. Usa tu martillo y mejora la base con los materiales que tengas, asegúrate de dejar una puerta para poder entrar y salir cuando quieras. Cuando coloques una puerta, asegúrate de que forme una esclusa de aire (un método de prevención fácil de construir para evitar que los jugadores te maten al salir y entrar en tu base).

Asegúrate de colocar cerraduras con llave en las puertas (y cerrarlas con un clic derecho) y de colocar un armario de herramientas para que tu base no se descomponga. Si tienes la cerradura de la puerta no es necesario que tengas llaves.

Componentes y crafteo (artesanía)

Un elemento importante de Rust es la necesidad de investigar los artículos y fabricarlos utilizando componentes. Los componentes se pueden encontrar en barriles y cajas a lo largo de la carretera. O en pueblos radiales ubicados alrededor del mapa (La mayoría de los pueblos de la periferia requieren que tengas ropa para entrar).

 

Los componentes que recoges pueden ser reciclados en chatarra, metal, metal de alta calidad y tela usando recicladores que se encuentran en la mayoría de las ciudades de la periferia.

Usando la chatarra y otros recursos que has reunido puedes hacer un banco de trabajo.

Estos bancos de trabajo se usan para crear artículos más exclusivos que deben ser investigados para poder hacerlos. Hay 3 niveles de bancos de trabajo, nivel 1, nivel 2 y nivel 3. Cuanto más alto sea el nivel del banco de trabajo, más costará crearlo.

Para obtener los planos de los objetos, primero debes encontrarlos matando a otros jugadores o saqueando monumentos y luego colocarlos en una mesa de investigación con la cantidad de chatarra necesaria. Dependiendo del servidor, se pueden desbloquear diferentes planos para ti.

Servidores

Hay 3 tipos de servidores en Rust; oficiales, comunitarios y modificados (Modded). Los servidores oficiales y comunitarios tienen una tasa de recolección de 1x y se conocen como servidores de vainilla (Vanilla Servers). Son muy intensivos en tiempo y no son muy amigables con los novatos. Los servidores oficiales de población alta a menudo son controlados por grupos de jugadores con hombres 8+ donde cada jugador tiene un mínimo de 1000 horas. Si estás empezando, te recomendamos un servidor poco habitado, ligeramente modificado que te permitirá aprender las cosas mucho más fácilmente.

Armas

Las armas en Rust son tu sendero del éxito. Te dan una gran ventaja sobre otros jugadores primitivos y te permiten hacer una bola de nieve y conseguir más botín. A diferencia del Call of Duty o GTA donde el retroceso no existe, el retroceso en Rust es un factor importante y puede llevar a los jugadores cientos de horas para dominarlo. Las armas como el AK y el MP5 tienen patrones de retroceso difíciles de usar para los nuevos jugadores. Si quieres mejorar en estas armas puedes practicar en servidores de entrenamiento de puntería como UKN o Combattags. Si no quieres hacer ese tipo de cosas, intenta pegarte a las pistolas, escopetas o pistolas semiautomáticas que tienen patrones de retroceso relativamente sencillos. Todas las armas, excepto la eoka (una escopeta poco fiable), deben ser encontradas e investigadas antes de que puedas fabricarlas tú mismo. Se pueden encontrar haciendo monumentos, matando a otros jugadores o usando el árbol de tecnología.

Primeros pasos en Rust

Ahora bien, resumiendo, estos son los primeros pasos que debes dar al entrar en Rust:

Consigue piedra y madera, toda la que puedas

Necesitas hacerte por lo menos con  200 de madera y 100 de piedra para poder construir tu primera hacha. Luego busca un sitio para construir tu base, y mientras lo encuentras recolecta todos los recursos que vayas encontrando. Repetimos TODO. T-O-D-O.

<h3 “>A comer

Durante ese mismo camino y proceso de recolección aprovecha tus primeras armas para dar caza a algún animal y hacerte con algo de comida. Da igual si para ello debes deshacerte de los pocos recursos que has conseguido, ya conseguirás más después.

Construye tu propia base

Una vez tengas tu inventario a rebosar y tengas el sitio perfecto, toca construir tu base. Coloca los cimientos con un plano de construcción y a partir de ahí ir vas completando tu base. Empieza de forma comedida y asegúrate de tener un armario a mano antes de empezar tu base, ya que es clave para que nadie construya cerca.

Investiga qué puedes craftear antes de explorar mucho más

Una vez con tu base construida, puedes salir a conocer mas mundo, asegurándote de vaciar tu inventario en la base. Craftea todo lo que puedas porque nunca sabes qué nuevo objeto puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte antes de partir.

Busca metales para mejorar tu base

Desde este punto, es hora de dar el salto a la Edad de Hierro y hacer de su base un lugar más seguro y difícil de asediar. Tu objetivo será ir en busca de metales rompiendo barriles, por ejemplo, y hacer una puerta y una cerradura que te permita tener un poco más de seguridad.

Una no, dos puertas de metal

Cuando tengas la primera puerta, no te detengas ahí, vuelve a salir en busca de materiales para construir una segunda puerta en la parte trasera de tu base. Estarás agradecido de tener una puerta por la que huir o coger al enemigo por sorpresa cuando venga a robar tus cosas.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0