in

Humankind – Guía rápida de estrategia de desarrollo de ciudades

Humankind -  Guía rápida de estrategia de desarrollo de ciudades 1

Cómo desarrollar tu ciudad en Humankind

Esta guía de Humankind pretende ayudarte a entender las estrategias básicas para hacer que tus ciudades prosperen y que tus civilizaciones perduren en el tiempo.

Priorización de recursos

Los diferentes recursos:

En Humankind se producen diferentes tipos de recursos: Alimentos, Industria, Ciencia, Influencia y Dinero:

  • Los alimentos te permiten hacer crecer tu población. Cuanta más población tengas, más trabajadores tendrás que pueden trabajar en tus distritos. Además, las unidades militares cuestan población para producir. Por lo tanto, los alimentos son extremadamente importantes para cualquier esfuerzo militar, tanto defensivo como ofensivo.
  • La industria te permite construir distritos, unidades y mejoras. Es un recurso extremadamente importante que permitirá a tu población ser más efectiva en lo que hace: producir recursos.
  • La ciencia te permite investigar nuevas tecnologías. Las tecnologías te permitirán descubrir nuevas mejoras para construir, así como nuevas unidades y nuevas mecánicas de juego (es decir, más tope de ciudad, más leyes, etc.).
  • La influencia te permite crear nuevas ciudades, construir puestos de avanzada y adjuntar puestos de avanzada existentes a tus ciudades. Es difícil escalarla al principio del juego, ya que sólo unas pocas mejoras y distritos únicos producen influencia.
  • El dinero te permite apurar la producción y pagar el coste de mantenimiento de tus unidades. También puedes comprar recursos de lujo y estratégicos a tus vecinos.

Orden básico de importancia

Al principio del juego puedes construir diferentes distritos que mejoran tu producción en este tipo de recursos. Además, desbloquean ranuras en las que tu población puede trabajar para obtener aún más rendimiento.

Rebajas
SteelSeries Rival 650 - Ratón de Juego Inalámbrico Quantum Wireless - Sensor Óptico dual 12 000 CPI TrueMove3+ - Distancia de Elevación Personalizable
Quantum Wireless libera la necesidad de usar cables con un rendimiento sin retardo; Personalizable con 256 configuraciones de peso del centro de gravedad
129,99 EUR −43,00 EUR 86,99 EUR
Rebajas
SteelSeries Rival 650 - Ratón de Juego Inalámbrico Quantum Wireless - Sensor Óptico dual 12 000 CPI TrueMove3+ - Distancia de Elevación Personalizable
Quantum Wireless libera la necesidad de usar cables con un rendimiento sin retardo; Personalizable con 256 configuraciones de peso del centro de gravedad
129,99 EUR −43,00 EUR 86,99 EUR

Sin embargo, ¿cuál es la estrategia más eficiente para superar a tus oponentes? Aquí tienes un resumen de lo que yo consideraría la mejor priorización por orden de importancia:

Influencia: La influencia es un recurso valioso al principio, ya que te permite expandir tus fronteras y construir nuevas ciudades. Sin embargo, es difícil escalar su producción ya que hay muy pocas mejoras y distritos que la produzcan. Invierte en influencia bastante pronto sin descuidar tus otros recursos.

Industria: Como la industria te permite construir distritos e infraestructuras que pueden y van a mejorar todos los recursos, la considero la máxima prioridad.

Alimentos: No hay que descuidar los alimentos, ya que los necesitas para algo más que para aumentar tu producción. Como la producción de unidades militares cuesta pop y como la comida es necesaria para tener más pop en tus ciudades, debes tener una ciudad muy poblada en tu imperio. Esta ciudad te permitirá producir forraje para tu maquinaria militar, tanto para la defensa como para el ataque. Además, la población puede utilizarse para colocar trabajadores en tu ciudad, lo que aumentará tu producción de recursos. Suele ser menos eficaz que los distritos, pero es más versátil, ya que puedes cambiar instantáneamente tu producción a donde sea necesario. Normalmente, tu objetivo será tener siempre un balance positivo de alimentos, lo que significa que tus ciudades acabarán aumentando su población. Cada vez que veas que una de tus ciudades empieza a tener un descenso de población, es el momento de invertir en un nuevo distrito alimentario.

Ciencia: La ciencia es importante para darte más herramientas para construir tus ciudades como mejor te parezca. Las nuevas tecnologías te ayudarán a descubrir nuevas mejoras, nuevos tipos de distritos, así como nuevas bonificaciones generales para tu imperio. Sin embargo, los centros de investigación no se desbloquean de inmediato. Antes necesitarás que la población trabaje como científicos para potenciar tus capacidades de investigación. Invierte en un centro de investigación cuando tu industria te permita construir un distrito en menos de 4 turnos (en modo Endless).

Dinero: El dinero es bastante limitado en términos de uso y necesidades en el juego temprano. La producción apresurada es demasiado cara para confiar en ella de forma constante y el mantenimiento de las unidades es muy barato al principio. Te permite comprar recursos de lujo y estratégicos, pero ten cuidado porque tus rutas comerciales pueden ser saqueadas. Sólo comercia con vecinos cercanos pacifistas (es decir, nadie en dificultades superiores) o si tienes una gran entrada de dinero. Es bueno empezar a invertir a partir de la época medieval, ya que el mantenimiento de las unidades empieza a ser considerable.

¿Qué construir?

Tus ciudades pueden utilizar la industria para producir diferentes tipos de distritos, infraestructuras, unidades, proyectos y repetibles.

Lo peor: Repetibles

En primer lugar, los repetibles son bastante inútiles. Evítalos. Son caros y sólo proporcionan míseros, aunque permanentes, beneficios. El único momento en el que son considerables es cuando necesitas desesperadamente influencia (pero incluso en ese caso tu industria está mejor invertida en otra cosa). Un nuevo pop te dará +6 al principio del juego que aumentará a más de 10 al final del mismo.

Lo mejor: los distritos

Los distritos pueden proporcionar grandes beneficios a tus ciudades. Te dan muy buen rendimiento dependiendo del tipo de distrito que construyas.

Tambien es bueno: Las infraestructuras

Las infraestructuras pueden dar un gran impulso a las ciudades que ya tienen unos cuantos distritos al mejorar todas las casillas en las que trabaja tu ciudad. Por ejemplo, los canales de riego te darán +2 de comida a todas las casillas que contengan un río y que sean trabajadas por tu ciudad. Esto puede mejorar drásticamente tu producción de recursos. Sin embargo, es difícil saber con exactitud lo beneficiosa que será una de esas infraestructuras, ya que el juego no te dice cuántos recursos te dará en el momento de la construcción. Tendrás que calcularlo manualmente mirando la topografía de tu ciudad para ver si merece la pena.

Mención especial: Recursos de lujo y estratégicos

Los recursos estratégicos son recursos como el hierro, los caballos o el petróleo. Te permiten construir unidades e infraestructuras que requieren esos recursos. Sus beneficios aumentan, ya que cuanto más recursos tengas, más mejorará tu rendimiento. Un ejemplo son los caballos en el juego temprano. En cuanto hayas desbloqueado la domesticación, podrás construir graneros. Los graneros te dan un impulso a tus granjeros así como +5 de comida por cada fuente de caballos explotada en tu imperio o comerciada con los vecinos. Es potencialmente una muy buena fuente de alimentos al principio del juego.

Los recursos de lujo son recursos como la salvia, la plata o el ébano. Proporcionan un aumento de la producción de uno de tus recursos básicos a TODAS tus ciudades, así como un aumento de la estabilidad. Es muy valioso, ya que se puede escalar, puede ser comprado por tus vecinos (sin que pierdas el acceso a él, win|win) e impulsar todas tus ciudades.

Esos dos pueden ser construidos en sólo 1 o 2 turnos o temprano y pueden ser bastante valiosos para tener.

¿Y las unidades?

Estabilidad y cómo afrontarla

¿Qué es la estabilidad en Humankind?

La estabilidad es una medida del apoyo de sus ciudades a su regla. Se mide de 0 a 100%.

Es importante regular tu estabilidad y mantenerla alta para beneficiarte de ella.

Aquí tienes un resumen de las diferentes etapas de la estabilidad y cómo pueden afectar a tu ciudad:

  • 0% y menos: Tu ciudad se rebelará. Aparecerán ejércitos y si toman tu ciudad se separará de tu imperio.
  • 0-30%: La construcción en esta ciudad será imposible, excepto para los distritos y las infraestructuras que añadirían estabilidad.
  • 30-90%: Estabilidad neutral. Puedes utilizar la ciudad según tus necesidades.
  • 90-100%: Buena estabilidad. Los eventos positivos son más probables.
  • 100%+: Es posible tener más del 100% de estabilidad como una especie de buffer pero tu ciudad seguirá mostrando el 100% y no tendrás ningún beneficio añadido.

Estabilidad y eventos

Es posible que hayas notado que tus ciudades reciben eventos de vez en cuando que te permiten tomar ciertas decisiones. Algunos de estos eventos son positivos mientras que otros son negativos. Estos eventos están ligados a tu estabilidad. Cuanto menos estables sean tus ciudades, más probable será que te encuentres con un evento negativo y lo contrario también es cierto.

Sin embargo, ten en cuenta que, incluso con la máxima estabilidad, los eventos negativos pueden seguir ocurriendo, sólo que tienen una menor probabilidad de aparecer.

¿Qué afecta a la estabilidad?

Existen varios factores que afectan a la estabilidad de tus ciudades:

  • La mayoría de los distritos que construyas te darán una penalización a tu estabilidad (normalmente -10%). Por lo tanto, cuanto más crezca tu ciudad, menos estable será. Adjuntar puestos de avanzada también tendrá un impacto negativo en tu estabilidad.
  • Algunos distritos e infraestructuras te permiten mejorar la estabilidad, como la guarnición (distrito) o las fuentes públicas (infraestructura).
  • Las unidades que se guarnecen en tu Plaza Principal (el centro de tus ciudades) tendrán un efecto positivo de +5 de estabilidad por unidad que puede ser mejorado por algunas infraestructuras.
  • Los eventos también pueden tener un efecto positivo o negativo en tus ciudades. Algunos eventos pueden reducirla hasta en un 50% mientras que otros pueden mejorarla en un 20%.
  • Algunas culturas tienen un aumento temporal de la estabilidad cuando construyes ciertos distritos. Los antiguos egipcios, por ejemplo, tienen un impulso temporal de estabilidad de +10 cuando construyen un distrito de fabricantes, lo que compensa temporalmente la desventaja de estabilidad de -10% de la construcción de este distrito. Esto te permite tomar medidas antes de que la estabilidad sea demasiado mala.

¿Cuándo tratar la estabilidad?

Intenta tener la estabilidad lo más alta posible, por lo que el 100% es tu objetivo cuando dejes de construir cosas relacionadas con la estabilidad. Sin embargo, a veces los acontecimientos dictan tu estrategia. Por ejemplo, puede ser mejor construir rápidamente una unidad para defender tu ciudad que pronto será atacada.

Al principio del juego no tienes muchas cosas que te ayuden a lidiar con la estabilidad y, por lo tanto, debes tener cuidado al construir nuevos distritos. Las guarniciones, sin embargo, se desbloquean bastante pronto y pueden ser francamente un salvavidas en esta área. Las fuentes públicas y otros tipos de infraestructuras higiénicas también son una buena cosa, ya que aumentarán en un 15 o 20% tu estabilidad. Sólo a finales de la era clásica y principios de la medieval se desbloquean los barrios comunes, que pueden aumentar la estabilidad dependiendo del número de distritos que los rodeen.

Estrategia

Construye distritos según tus necesidades y cuando vea que la estabilidad empieza a bajar invierte por orden de prioridad en nuevas unidades, infraestructura de estabilidad, cuarteles comunes (si están desbloqueados) y finalmente guarniciones.

En algunos casos raros, puedes construir primero una guarnición para defender un punto estratégico de estrangulamiento contra un vecino agresivo.

Expansión  

Comienzos humildes

Todo comienza en el Neolítico. Durante esta época tienes que hacer crecer tu tribu lo máximo posible. Este es un resumen básico de lo que puedes hacer:

  • Perseguir todas y cada una de las curiosidades de la comida y la ciencia.
  • Cada vez que obtengas un evento durante los primeros 10 turnos más o menos, elije engendrar una nueva unidad.
  • Divide tus unidades para cubrir más terreno.
  • Una vez que alcances 5-6 unidades (dependiendo del terreno que hayas cubierto) deja que crezcan en tamaño. Sin embargo, nunca dejes que lleguen a 4 unidades.
  • Caza a los ciervos cada vez que los veas mientras tengas una unidad llena de salud. Siempre pelea manualmente y simplemente defiende y deja que el ciervo se mate solo. Si consigues hacerte con el terreno elevado entonces ataca.
  • Puedes matar Mamuts con 2 unidades. La misma estrategia que para los Ciervos. Es mejor cazarlos con 3 unidades y evitar los puntos de estrangulamiento donde no puedas rodearlo.

Elegir un buen territorio

  • Tan pronto como tengas un buen tamaño en el Neolítico (alrededor de 10-15 unidades) entonces puedes pensar en capturar algunos puestos de avanzada.
  • Por lo general, los territorios vienen en diferentes sabores: los que tienen recursos de lujo y/o estratégicos y los que no.
  • Normalmente, si no hay recursos estratégicos o de lujo, puedes encontrar un buen lugar con un poco más de rendimiento. Mi objetivo es instalarme en esos lugares siempre que haya territorios vecinos que tengan recursos estratégicos y de lujo y que pueda coger fácilmente cuando esté en la Era Antigua.
  • Si consigues encontrar un territorio con una maravilla natural, entonces pon un puesto avanzado lo antes posible. Te dará más influencia desde el principio y la necesitarás. Sin embargo, puede que no sea el territorio que elijas como primera ciudad.

Al final, el objetivo es encontrar un territorio con un rendimiento superior a 20 (Industria + Alimentos) para que sea tu primera ciudad. Si puedes encontrar uno por encima de 30, mejor (pero no siempre es posible).

Consejo: Permanecer en el Neolítico puede ser una gran ayuda para tu economía.

En primer lugar, no deberías dejar el Neolítico antes del evento que te permite elegir entre 3 bonus permanentes (+1 Comida, Industria o Ciencia por población). Entonces, si te precipitas al Neolítico antes de tiempo podrás ganar unos cuantos turnos de producción, sin embargo no harás crecer tu población tan rápido. Recuerda que las unidades pueden ser despedidas y transformadas en población en tus ciudades. Una buena táctica es hacerlo al llegar a la Era Antigua y al instante consigues una ciudad con una población de 5+. Con eso puedes ponerte al día fácilmente y luego apoderarte de la gente que avanzó demasiado pronto.

Puestos de avanzada ¿Para qué sirven?

Los puestos avanzados son tu forma de reclamar nuevos territorios para convertirlos en ciudades o para añadirlos a una ciudad con el fin de aumentar su producción.

Cuando adjuntas un puesto de avanzada a una ciudad, le das a esta ciudad el rendimiento del Centro Administrativo del territorio que adjuntaste (el rendimiento que mostraba cuando construiste el puesto de avanzada y que puedes comprobar en la parte superior de tu pantalla haciendo clic en él).

Al principio, puede casi duplicar tu producción y debería hacerse lo antes posible, ya que el primer territorio anexado es barato. El coste de adjuntar puestos de avanzada a una ciudad concreta aumenta cuantos más territorios contenga esa ciudad. No exageres, ya que después de dos territorios adjuntos suele ser mejor construir una nueva ciudad.

Además, adjuntar puestos de avanzada tendrá un impacto en la estabilidad de tus ciudades (-20 de estabilidad por cada territorio adjuntado a tu ciudad).

A veces puedes querer reclamar un territorio con un puesto de avanzada sin vincularlo a tu ciudad. Esto tiene algunos pros y contras.

Los pros son que te permite reclamar los recursos de lujo y estratégicos que hay en él y que pueden dar un buen impulso a tu economía y estabilidad. También es bueno para crear una barrera entre tú y tus enemigos y evitar que reclamen el territorio primero.

Los contras son que, al contrario que en tus ciudades, los enemigos pueden entrar libremente en esos territorios desvinculados sin tener que declarar la guerra. Así, el puesto de avanzada corre el riesgo de ser destruido y tus unidades dentro pueden ser atacadas. Además, si reclamas un territorio que era vecino de otra civilización, ésta se agraviará de ti y podrá pedirte que se lo entregues. Si te niegas, pueden ir a la guerra contra ti por esto.

Esta última mecánica puede volverse a tu favor cuando la IA reclama territorios vecinos a ti. Según el nivel de dificultad en el que juegues la IA no tendrá mucho ejército y puede renunciar al territorio. Si no lo hacen suelen ser bastante pasivos con sus tropas y puedes ir a saquear el territorio molesto así como otros hasta que cedan.

Por último, los puestos avanzados pueden convertirse en ciudades. No creo que tengamos que explicar cómo funcionan las ciudades y cómo pueden ser ventajosas para tu incipiente civilización. Sin embargo, una pregunta que puedes tener es cuándo transformar un puesto de avanzada en una ciudad.

Cómo lidiar con los límites de la ciudad

Al principio de la Era Antigua, cuando empiezas a construir ciudades, estás limitado a 2 ciudades. Normalmente no será un problema, ya que la creación de nuevas ciudades supone una carga para tu influencia y probablemente no tendrás suficiente para construir más de 1 durante esta época. Sin embargo, podrías tener problemas si has conquistado ciudades enemigas o asimilado tribus neutrales. Por ello, busca la forma de ampliar tu tope de ciudades.

A continuación te explicamos cómo puedes hacerlo:

  • Nuevas tecnologías: Las tecnologías como la Teología, pueden permitirte tener más capacidad de ciudad y son siempre una buena adición a tus tecnologías.
  • Leyes/Cívicas: Cuando alcances por primera vez tu tope de ciudad desbloquearás una ley/cívica que te da la opción de elegir entre +1 de Capacidad o +50 Estabilidad en tu capital. El +1 de Capacidad es infinitamente más valioso ya que la Estabilidad es bastante fácil de manejar, especialmente durante las últimas etapas del juego. Podrías elegir el +50 de Estabilidad si estás en problemas, no tienes forma de expandirte y sabiendo muy bien que podrás cambiar esta cívica más adelante.
  • Cultura: Una cultura en el juego te da un maravilloso bono de +2 Capacidad. Es especialmente valiosa en los mapas enormes con el Nuevo Mundo activado. Esta cultura es la de la Era Clásica, los persas aqueménidas. Sus otras bonificaciones son mediocres, pero el +2 de Capacidad puede ser increíble.
  • Evento: Un evento tardío que ocurre durante la Era Moderna Temprana y que te da tres opciones. Una de ellas es +1 Capacidad.

Ahora bien, a veces no es tan malo superar el límite de la ciudad. No es un límite rígido y se puede y se va a sobrepasar. Estos son los perjuicios que se derivan de sobrepasar el límite de la ciudad:

+1 Ciudad por encima: -10 Influencia/turno.
+2 Ciudades por encima: -120 Influencia/turno.
+3 Ciudades por encima: -360 Influencia/turno.
+4 Ciudades por encima: Más -Influencia/turno y así sucesivamente.

Al principio, la penalización de -10 de Influencia puede ser dura, pero en la Era Clásica se puede ignorar con seguridad.

La regla general es que si la penalización es inferior al 10% de toda tu influencia producida, entonces podría ser una buena inversión superar tu tope de ciudades.

Otra forma de superar el límite de ciudades es absorbiendo ciudades.

Una vez que hayas desbloqueado la tecnología de la era medieval: Arquitectura Militar, obtendrás la capacidad de fusionar dos ciudades. La inversión realizada en la infraestructura de la ciudad absorbida se perderá (por lo tanto, asegúrate de absorber la ciudad menos desarrollada) mientras que la infraestructura de la ciudad absorbente se mantendrá intacta, así como el distrito de ambas ciudades. Puede ser una buena forma de integrar las ciudades recién conquistadas de civilizaciones y tribus enemigas. El coste de las ciudades absorbentes suele ser bastante elevado, del orden de los diez mil. Así que no es una mecánica que se pueda utilizar muy a menudo, aunque puede ser muy potente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *